La decisión de ser un padre que se queda en casa es algo personal y el trabajo a distancia ahora nos permite encontrar distintas maneras de mantener nuestros hogares. Sin embargo, hay varios aspectos financieros que debemos considerar antes de decidir quedarnos en casa a tiempo completo.

En este artículo te ofrecemos algunos consejos para orientarte en la dirección correcta y encontrar el balance entre tu vida laboral y familiar.

Como padre que se queda en casa, toma en cuenta el presupuesto, los activos y los seguros

  • Si tus ingresos bajan o permites que tus finanzas se descontrolen, tendrás menos dinero para costear servicios y necesidades. Por eso debes asignar tus ingresos mensuales de forma más eficiente y establecer un presupuesto. Tener un plan mensual para gastar tu dinero te ayudará a determinar cuánto tendrás para cubrir tus gastos y ahorrar al final del mes.
  • Anota tus ingresos mensuales totales. Haz una lista de los gastos necesarios e incluye tanto los gastos fijos (aquellos que no cambian cada mes, como el alquiler o pagos de hipoteca) como los variables (aquellos que fluctúan de un mes a otro, como los servicios públicos).
  • Cuando elabores la lista recuerda convertirte en madre o padre que se queda en casa te permitirá reducir algunos gastos, como el servicio de niñeras o guardería. También puedes optimizar tu presupuesto para comida cocinando en casa y disminuyendo el gasto en restaurantes o delivery.

Adquiere nuevas habilidades laborales

Pasar más tiempo en casa te permitirá ajustar tu horario de trabajo y el de los deberes del hogar. A medida que vayas optimizando tu agenda, podrás tener más tiempo para aprender nuevas habilidades a través de cursos en línea. Cualquier habilidad que adquieras te ayudará a mejorar tu desempeño laboral y aumentar tus ingresos.

Trabajo desde casa o a tiempo parcial

Todos sabemos que quedarse en casa sin contar con un ingreso fijo es algo imposible, por lo que el primer paso para convertirte en un padre que se queda en casa es conseguir un trabajo a distancia que ayude a mantener tu hogar. Además de los trabajos a tiempo completo o parcial, también puedes empezar tu propio negocio y promocionarlo a través de las redes.

Recuerda que bien sea en la oficina o desde tu casa, la base de todo éxito laboral es tener una buena organización que te permita balancear tu trabajo con tu vida familiar. Establecer un plan financiero sólido que tenga en cuenta los gastos, los activos, la seguridad de ingreso y fondos para la jubilación te ayudará a mantener a tu familia cómoda y prosperar.

Quedarte en casa cuidando a tus hijos no debería ser un impedimento para tener buenas finanzas.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor

Referencias bibliográficas:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecinueve − 14 =