La propagación del coronavirus ha obligado a las aerolíneas a aparcar en lugar de volar sus aviones. Sin embargo, muchas se han esforzado por recuperarse de las pérdidas financieras sufridas durante la pandemia. Y si bien algunas aerolíneas ya han restablecido los vuelos, los posibles aumentos de las tarifas, requisitos de prueba para covid-19 e incluso el aislamiento preventivo pueden significar un verdadero reto para nuestras próximas vacaciones o viaje de negocios.

A medida que la covid se extendía, los gobiernos de todo el mundo optaron por suspender vuelos y prohibir la entrada a los no residentes para preservar la salud pública. Algunos países, como India, Malasia y Sudáfrica, dejaron de expedir visados de visitante. Esa medida no sólo acabó con los planes de millones de viajeros, sino que también obligó a las compañías aéreas a dejar de prestar servicio.

Esta pandemia ha modificado las tarifas de vuelos

Tasas de equipaje 

Aunque la covid no modificó el coste de las tasas de equipaje como lo hizo con las tasas de cambio, las aerolíneas trataron de hacer que sus políticas de equipaje fueran más fáciles de entender.

Tarifas más bajas

El costo global de los vuelos se redujo drásticamente a lo largo de 2020. Si bien esto ha sido una “buena oportunidad” para quienes han volado durante la pandemia, los expertos en viajes no esperan que estas tarifas bajas se mantengan sino que más bien lleguen a aumentar.

Sin embargo, a medida que las personas se vacunan, se espera que las cifras de ventas aumenten. Las aerolíneas están recuperando su poder nuevamente y esas ofertas de pandemia de hace unos meses ya no existen.

Costes de pruebas para covid

Aunque la falta de tasas de cambio y la reducción de las tarifas aéreas pueden haber atraído a algunos viajeros a volver a la carretera, hay nuevos costos asociados a los viajes durante la pandemia y es el costo de pruebas para descartar la covid.

La mayoría de aerolíneas y aeropuertos han puesto en marcha el requisito obligatorio de presentar pruebas negativas antes de montarse en los vuelos. Estas pruebas van desde los 200 dólares en aeropuertos.

Estados Unidos exige a todo aquel pasajero que llegue a Estados Unidos desde un país extranjero presentar una prueba de covid-19 negativa realizada en las 72 horas anteriores a la salida.

Y aunque algunos centros turísticos han intentado atraer a los viajeros con pruebas gratuitas, otros países han introducido requisitos de entrada más estrictos que los de EE.UU. 

La llegada de la pandemia ha cambiado radicalmente la forma de vivir nuestras vidas y una de esas es viajar en avión. Aunque muchas aerolíneas ya están ofreciendo vuelos nuevamente, el hecho de que los pasajeros se sientan lo suficientemente seguros como para tomarlos depende de la confianza de los consumidores y de la percepción que tengan sobre el compromiso de las compañías aéreas para aplicar medidas de prevención contra la covid-19.

La manera de volar ha cambiado ahora que nos ajustamos a una nueva normalidad generada por la pandemia.

Twitter: HispanicFactor

Instagram: HispanicFactor

Facebook: HispanicFactor